24 Atletas Que Perdieron Sus Fortunas y Ya No Pueden Llevar Una Vida De Lujo

24 Atletas Que Perdieron Sus Fortunas y Ya No Pueden Llevar Una Vida De Lujo

Desde el momento en que un deportista se convierte en atleta profesional, su carrera da un giro a 180º. Empieza a jugar para las grandes ligas y su sueldo aumenta en varios millones.

Esto le ocurrió a estos muchachos. Hasta que, de alguna manera, perdieron toda su fortuna. Ninguno de ellos pudo recuperarla completamente y, lógicamente, esto los privó del lujoso estilo de vida al que estaban acostumbrados.

Dennis Rodman – Baloncesto

Dennis Rodman fue conocido como “el Gusano” por sus impresionantes habilidades para rebotar la pelota. Mientras estuvo en la NBA, el jugador ganó 5 campeonatos.

Dennis Rodman – Baloncesto

Pero, un día, nos enteramos de que el deportista no estaba bien económicamente. Debía 800.000 dólares americanos de cuotas alimentarias para sus hijos. Probablemente no ayudó que antes de cada partido se tiñera el cabello.

Vin Baker – Baloncesto

La historia de Vin Baker es bastante triste. Empezó a jugar en la NBA para los Milwaukee Bucks y llegó a ganar 100 millones de dólares americanos por temporada.

Vin Baker – Baloncesto

Un día la gente se enteró de que tenía problemas de alcoholemia y que bebía antes de los partidos. Incluso se dijo que ingería ‘Listerine’ para que los doctores no percibieran su aliento. Eventualmente, debió retirarse de las grandes ligas y, tras varias malas inversiones, se declaró en bancarrota. Años después su antiguo jefe le consiguió un trabajo en ‘Starbucks’.

Delonte West – Baloncesto

El caso de Delonte West es, sencillamente, una locura. El deportista era un talentoso jugador de la NBA y ganaba millones de dólares por sus servicios a la Liga.

Delonte West – Baloncesto

Entonces, ¿cómo se explica el hecho de que usara calentadores espaciales para acondicionar su mansión porque, supuestamente, no tenía dinero suficiente? Claramente tenía serios problemas financieros. Se rumorea que debido a ello tuvo que conseguir un trabajo en una tienda de muebles durante la huelga de la NBA en 2011.

Bernie Kosar – Fútbol americano

Pobre Bernie Kosar. Se dice que en 2009, cuando se declaró en bancarrota, solo tenía 44 dólares americanos en el banco. Nosotros nos preguntamos: ¿cómo puede ser? El atleta solía ganar millones cuando jugaba en la NFL.

Bernie Kosar – Fútbol americano

Bueno, resulta que después de retirarse se dedicó a los negocios y, por un tiempo, le fue bastante bien. Pero eventualmente se quedó sin suerte y sus inversiones no prosperaron. Además, le prestó dinero a amigos y familiares cuando lo necesitaban, pero parece ser que nunca recibió la devolución de ninguno de ellos.

Boris Becker – Tenis

Boris Becker era una estrella del tenis en los años ‘80. En aquella época, ganaba relativamente un buen sueldo (63 millones dólares americanos). Pero padeció lo que se conoce como “una serie de eventos desafortunados”.

Boris Becker – Tenis

En los años ‘90 le fue infiel a su esposa con otra mujer. La pareja terminó divorciándose y él tuvo que pagarle a su ex 25 millones de dólares. Además de eso, le compró a su amante (la modelo Angela Ermakova) una mansión. Entre esos gastos y los impuestos, el deportista se quedó casi sin dinero.

William “El Refrigerador” Perry – Fútbol americano

Todos recordamos a este inigualable gigante de la NFL. Este muchacho, que jugaba en la línea defensiva, podía ser tu peor pesadilla en la cancha, solo por su peso. Algunas personas dicen que fue el jugador más pesado en anotar un touchdown en la historia del fútbol americano.

William “El Refrigerador” Perry – Fútbol americano

Hoy en día, William vive en un hogar de ancianos y su hermano cuida de él. No se encuentra muy bien de salud. El atleta tuvo que vender su anillo del Super Bowl para poder costear los tratamientos médicos.

Vince Young – Fútbol americano

Este joven empezó su carrera jugando al fútbol americano en la universidad. Le iba tan bien en los partidos que, eventualmente, consiguió ascender a la NFL. En 2011, se retiró.

Vince Young – Fútbol americano

El muchacho tuvo que declararse en bancarrota en el mismo año de su retiro, ya que no recibía cheques regularmente y tenía problemas de dinero. Hoy en día está en buenas condiciones financieras, pero, lamentablemente, muy lejos de ganar el mismo monto que en sus mejores épocas.

Pete Rose – Béisbol

La historia de Pete Rose nos da mucha pena. El joven estaba destinado al Hall de la Fama de la MLB. Sus hazañas en el campo de juego eran impresionantes, pero sus acciones por fuera de las canchas hicieron que la gente cambiara su percepción.

Pete Rose – Béisbol

El deportista tenía un serio problema con las apuestas. En 1990, se lo declaró culpable por tener declaraciones impositivas falsas. Como consecuencia, tuvo que pagar una multa, hacer servicio comunitario e incluso pasar tiempo en un centro correccional.

Latrell Sprewell – Baloncesto

A Sprewell también le fue bastante mal, pero la verdad es que se lo merecía. Era talentoso para jugar al baloncesto, pero todos sabemos la clase de persona que era. Llegó a ahorcar a su entrenador, P. J. Carlesimo, durante un partido.

Latrell Sprewell – Baloncesto

Además, el deportista rechazó un contrato por tres años que le daría 21 millones de dólares americanos. Decía que no era suficiente. Irónicamente, ningún equipo quiso contratarlo luego, así que se retiró del deporte. Eventualmente, perdió su fortuna y su madre lo demandó por 200 millones de dólares.

Anthony Mason – Baloncesto

Ahora pensemos en deportistas con historias menos tristes. Una de ellas es la de Anthony Mason, el jugador estrella de los New York Knicks durante los ‘90. Durante su larga carrera, el hombre llegó a ganar 40 millones de dólares americanos.

Anthony Mason – Baloncesto

Lamentablemente, su fortuna no duró mucho. Hizo algunas malas inversiones y, para cuando se retiró, le debía 1.8 millones de dólares americanos en impuestos al estado de Wisconsin. Hoy en día espera prevenir a las estrellas jóvenes para que no cometan los mismos errores que él.

Johnny Unitas – Fútbol americano

Este deportista fue muy exitoso en la NFL en los años ‘60. Su posición en la cancha era la de quarterback. Todos lo admiraban en aquella época.

Johnny Unitas – Fútbol americano

20 años después de retirarse, tuvo que declararse en bancarrota. Le pasó lo mismo que a muchos jugadores de esta lista: malas inversiones que lo dejaron lleno de deudas. 10 años después de este hecho, el atleta falleció. Afortunadamente, hoy en día todos los fanáticos lo recuerdan por sus memorables jugadas y no por el dinero que debía.

Warren Sapp – Fútbol americano

Warren Sapp es protagonista de una historia parecida a la de otras leyendas de la NFL: tenía muchísimo dinero (era famoso por su gran tackle defensivo) y luego lo perdió.

Warren Sapp – Fútbol americano

Hacia el final de su carrera deportiva, este hombre había conseguido ganar 75 millones de dólares americanos. Pero, lamentablemente, debido a varias demandas de mujeres con las que había tenido hijos y a ciertos problemas con el gobierno, tuvo que declararse en bancarrota en el año 2012.

Allen Iverson – Baloncesto

Allen Iverson fue una leyenda del baloncesto. Parte de lo que lo volvió tan famoso y admirado fue su influencia en la cultura del juego. En términos de contratos y publicidades, llegó a ganar casi 150 millones de dólares americanos durante toda su carrera.

Allen Iverson – Baloncesto

Desafortunadamente, lo perdió casi todo. Entre las apuestas, el alcohol y los préstamos a sus amigos y familiares, el dinero se le fue de las manos. Ahora ya no puede vivir la vida lujosa que solía tener.

Mark Brunell – Fútbol americano

Este hombre solía ser el mariscal de campo de los Jaguars. Durante su carrera en la NFL, ganó cerca de 50 millones de dólares americanos.

Mark Brunell – Fútbol americano

En el año 2010, tuvo que declararse en bancarrota. Le pasó lo mismo que a muchos: hizo muy malas inversiones con el dinero ganado. El problema particular que tuvo es que puso todos sus ahorros en una sola idea, que no fue muy exitosa. Hoy en día trabaja como entrenador en el Colegio Episcopal de Jacksonville.

Michael Vick – Fútbol americano

Es una tristeza saber que alguien tan talentoso para jugar al fútbol americano haya estado involucrado en un hecho tan horroroso. Para aquellos que no sepan de qué estamos hablando, les sugerimos que busquen en sus navegadores el nombre de este jugador y la palabra “perro”.

Michael Vick – Fútbol americano

Todo el dinero que supo ganar en sus buenas épocas quedó manchado por este episodio horrible. Como consecuencia, el deportista se llenó de serios problemas financieros y grandes deudas.

Antoine Walker – Baloncesto

Antoine Walker era uno de los jugadores de baloncesto más elegantes de la NBA. Cuando no estaba entrenando o jugando un partido, se paseaba en chaquetas lujosas y autos deportivos. Además, por supuesto, era muy talentoso (llegó a entrar al equipo All Star).

Antoine Walker – Baloncesto

Pero le ocurrió lo mismo que a muchos: cuando se retiró, todo el dinero ganado durante su carrera no le alcanzó para mantener el estilo de vida que llevaba. Por eso, en 2010, lleno de deudas, debió declararse en bancarrota.

John Daly – Golf

No tenemos muchos golfistas en esta lista, pero no podíamos dejar de incluirlo a él. Daly supo ganar millones de dólares americanos durante su carrera, pero en 15 años llegó a perder entre 50 y 60 millones en apuestas.

John Daly – Golf

Pero eso no fue todo. También tuvo serios problemas con las drogas y eso hizo que la mayoría de sus patrocinadores dejaran de apoyarlo económicamente. Ahora no puede vivir de la misma manera en que solía hacerlo. Lo bueno es que los jugadores de golf pueden tener carreras muy largas.

Terrell Owens – Fútbol americano

Aquí les traemos a otra estrella de la NFL que no tuvo un buen pasar económico. Terrell Owens era uno de los jugadores mejor pagos de la liga, pero logró hacer desaparecer su dinero.

Terrell Owens – Fútbol americano

El atleta invirtió mal sus ahorros. Destinó una gran parte a los bienes raíces, pero, con la caída del mercado en el año 2008, terminó perdiendo mucho. Hoy en día tiene dinero en su cuenta bancaria, pero nada se compara con los millones que ganó en el pasado.

Lenny Dykstra – Béisbol

Lenny Dykstra fue un jugador de béisbol muy respetado. Llegó a jugar para los Phillies de Filadelfia y para los Mets de New York. Cuando se retiró de su carrera deportiva, se dedicó a los negocios y le fue muy bien.

Lenny Dykstra – Béisbol

Pero, de repente, las cosas cambiaron. Se lo acusó de cometer fraude con tarjetas de crédito, lo que lo llevó a la ruina. Con miles de deudas, en 2009 se declaró en bancarrota. Dos años después fue arrestado por haber intentado robar un auto.

Kenny Anderson – Baloncesto

La historia de Kenny Anderson y el dinero es más simple. Cuando era jugador de la NBA, se aprovechó de una reglamentación nueva que instituía un nuevo límite salarial y consiguió muchísimo dinero por jugar al baloncesto.

Kenny Anderson – Baloncesto

Los problemas económicos llegaron cuando, después de retirarse, el hombre no consiguió otro trabajo que le diera nuevos ingresos. Vivió una buena vida algunos años hasta que se quedó sin ahorros. Luego, decidió volver a la universidad y se graduó en Liderazgo Organizacional.

Darren McCarty – Hockey sobre hielo

A diferencia de la mayoría de los deportistas que incluimos en esta lista, que tuvieron problemas financieros luego de retirarse, Darren McCarty los padeció mientras todavía estaba jugando en la NHL.

Darren McCarty – Hockey sobre hielo

En el 2006, tuvo que declararse en bancarrota mientras participaba de la Liga. Todavía tenía que pagar una suma de 6.2 millones de dólares americanos. El hombre había gastado sus ahorros en apuestas, malas inversiones y malos manejos del dinero. Hasta hoy, el atleta sostiene que nunca apostó sobre ninguno de sus partidos.

Evander Holyfield – Boxeo

Cuando escuchamos hablar de Evander Holyfield, lo primero que pensamos es que es el hombre al que Mike Tyson le mordió la oreja. Pero más allá de este infortunado episodio, el boxeador fue una enorme sensación de su época y llegó a ganar 230 millones de dólares americanos por sus presentaciones en el ring.

Evander Holyfield – Boxeo

Pero no pudo mantener su fortuna. Entre las apuestas, las compras excesivamente costosas, los gastos por cuota alimentaria y los 14 millones de dólares que perdió en hipotecas, el atleta terminó por quedarse sin nada.

Lawrence Taylor – Fútbol americano

Lawrence Taylor ganó muchísimo dinero jugando al fútbol americano. Era uno de los defensores de la NFL más aclamados por el público.

Lawrence Taylor – Fútbol americano

Pero el consumo excesivo de drogas costosas lo llevó por un mal camino. 5 años después de retirarse de su carrera como deportista, el hombre tuvo que declararse en bancarrota debido a las intoxicaciones. Luego, pasó cuatro temporadas en rehabilitación. Hoy lleva casi una década sobrio y ha empezado a recomponerse económicamente también.

Mike Tyson – Boxeo

Todo puede pasar cuando se trata de un hombre como Mike Tyson. El boxeador llegó a ganar 300 millones de dólares americanos durante su carrera, pero terminó cayendo en una deuda que superaba los 27 millones. En 2003, al atleta no le quedó otra que declararse en bancarrota.

Mike Tyson – Boxeo

El hombre tenía muchísimos gastos de lujo (gastó casi 5 millones en autos) y no manejaba bien sus finanzas. Después de haber pasado 3 temporadas en prisión y de sobrevivir malas inversiones, este hombre no pudo permitirse la vida que solía llevar.