Hombre llega a su casa y encuentra que una desconocida familia se ha apoderado de ella

ADVERTISEMENT

¿Son el tipo de persona que tiene que encender todas las luces de su casa para que puedan sentirse seguros? ¡Imagínense volver a casa y encontrar a un desconocido en ella. Este es sin duda alguna, uno de los mayores temores de muchas personas, especialmente aquellos que viven solos.

Las casas son un tipo de santuario, un lugar en el que toda persona se siente seguro y a salvo de todos los demás, y si alguien llega a irrumpir, tienen todo el derecho de la ley de defenderse. El hogar de toda personas, es su espacio de relajación, un lugar en el que realmente puede relajarse y pensar en otra cosa que no sea el trabajo, debido a esto y muchas otras cosas, el hogar es el bien material más valiosos que tenemos.

Desafortunadamente, en todos los rincones del mundo existen personas malas y si bien la mayoría de nosotros tenemos la suerte de no experimentar un robo, existen personas que pasan por esta desagradable situación.

Kent Foster, habitante de la ciudad de Union en Carolina del Sur, llegó a su casa y descubrió que no estaba solo, la cerradura había sido forzada y un extraño se encontraba dentro.

Abandonado La Casa

La casa es un lugar en el cual nos sentimos seguros, debido a eso, decidimos hacer ciertas cosas cada vez que salimos de ella. Entre estas peculiares costumbres que tenemos, se encuentran revisar que la estufa y las luces estén apagadas, y que las puertas de la casa estén completamente cerradas.

Además de las alarmas, esta es la única forma que conocemos para proteger nuestros bienes de un posible robo. Kent Foster pensó que al volver a su casa después de unos días, encontraría todo exactamente como lo dejó. Sin embargo, las cosas fueron todo lo contrario.

Alguien Irrumpió

No sabemos con exactitud por cuanto tiempo Kent se fue de su vivienda. Pero al regresar, se encontró con que la cerradura de la casa había sido manipulada y que alguien había decidido vivir en su hogar. Según unos estudios, se estima que en 2017, hubo un billón de robos en Estados Unidos.

Este número es alarmantemente alto, pero en comparación a los años anteriores, la cifra disminuyó. Debido a que los robos son muy comunes, es importante proteger las casas de posibles intrusos. Incluso cuando se encuentran dentro de sus viviendas, no quiere decir que no puedan ser víctimas de un robo. Muchas personas deciden colocar como medida de seguridad cámaras y alarmas, pero otras deciden no tomar estas medidas.

Algo Anda Mal

Más tarde, Foster comentó que en el momento en que vio la puerta principal de la casa, supo que algo andaba mal. Algo dentro de sus entrañas le decía que tenia que tener cuidado en su propia hogar y en eso se pregunto, ¿Siempre había tanto ruido proveniente del interior de la casa?. El joven se acercó poco a poco a la entrada y se dio cuenta que alguien había irrumpido en su hogar.

En ese preciso momento, Kent tenía mucha adrenalina y tenía que decidir que hacer ¿Entrar a la casa para ver qué había ocurrido o llamar a la policía?. El chico decidió que era mejor entrar, inspeccionar el daño, ver si faltaba algo y luego si era necesario, llamar a las autoridades.

Hora De Revisar

Kent estaba seguro que alguien había entrado en su casa y tenía gran curiosidad de saber de quién se trataba. En cierto momento, pensó que su mente estaba jugando con él. Incluso pasó por su mente, la idea que capaz todo era un sueño y esta pesadilla acabaría en cuanto se levantara.

Sin embargo, al introducir la llave en el cerrojo, la puerta abrió con gran facilidad, pero a la hora de empujar la puerta, noto que estaba obstaculizada por una barricada de cosas. En ese momento, entendió que no había forma de entrar y que alguien se había alojado en la casa que le pertenecía a él y a su esposa.

Un Bebé

Kent no podía creer la situación en la que se encontraba, pero las dos cosas que vio a continuación lo asombraron aún más. En el jardín de la casa había un perro que nunca antes había visto y tras acercarse a la casa oyó el llanto de un bebé. De repente y como acto de magia, una cabeza se asomó por la puerta.

La mujer era completamente desconocida para Kent y le preguntó qué deseaba. Foster simplemente se enojó y le dijo que esa era su casa. Al oír estas palabras, hubo un pequeño enfrentamiento y la mujer terminó cerrando la puerta. Ahora a Kent solo le queda una opción.

Llamando A La Policía

Kent comprendió que la mejor forma de lidiar con la situación en la que se encontraba era si llamaba a la policía local. Rápidamente agarró su teléfono móvil y marcó el 911. Al cabo de pocos segundo, la operadora le contestó y él le explicó toda la situación.

A los pocos minutos, una patrulla apareció y se dirigió a la casa. Kent pensó que de esta forma la mujer terminaría cediendo, sin embargo, su comportamiento continuo.

Algo Mucho Más Extraño

Los oficiales tocaron el timbre y a los pocos minutos, la mujer abrió la puerta preguntando, “¿Puedo ayudarlo?”. Kent no resistió la tentación y le exigió a la mujer que saliera de su casa. Después de unos minutos de una intensa discusión, la mujer aceptó abandonar el inmueble.

En ese momento Kent noto que había algo mucho más extraño en toda esta situación. La mujer tenía puesto zapatos, camisetas e incluso, pantalones que le pertenencias a su esposa.

Otro Niño

Para sorpresa de todos, las cosas no terminaron ahí. La madre salió primero de la casa con el bebé llorando en sus brazos, pero detrás de ellos había otro niño. Kent no podía creer lo que estaba viendo.

Esta mujer no solo trajo a sus hijos a vivir en la casa del chico, sino que también, había decidió hacer un pequeño desfile con la ropa de ellos. No existía ninguna razón posible para que esta mujer haya decidido entrar a casa de Kent y decidir que ahora le pertenecía a ella.

Dejando Un Desastre

Durante todos los años que habían tenido la casa, tanto Kent como su esposa, habían hecho todo lo posible para cuidar la vivienda y mantenerla siempre limpia e impecable. Al entrar a la casa, simplemente no la reconocieron.

Ésta se encontraba en un estado que nunca habían visto antes. Esta extraña mujer había permitido que el perro se metiera dentro de la casa y muchas cosas estaban mordidas y en el piso. Además de eso, al revisar la cocina, vieron que ésta estaba desordenada y que habían comido varios de los alimentos de ellos.

¿Quién Era Esta Mujer?

El nombre de la extraña mujer era Savannah Rhinehart. Cuando los guardias de seguridad la arrestaron decidieron llevarla al hospital mientras iniciaban la investigación. Los oficiales nunca lograron descubrir por qué Rhinehart irrumpió en la casa de Kent o porque había decidido llevar vestir la ropa de su esposa.

La ley decidió enseñarle a la chica que no se puede entrar en propiedad privada y le dio un castigo adecuado a lo que había hecho. Ella tenía que saber que invadir una propiedad es ilegal.

Una Situación Complicada

Tan pronto como se detuvo a Rhinehart, sus hijos fueron puestos bajo custodia en protección. Los chicos ahora se enfrentaban a un futuro incierto, ya que lo más seguro era que su madre recibiera un castigo por su crimen, capaz un tiempo en prisión.

Lo que era claro era que los chicos crecerían un tiempo sin ver a su madre y eso es simplemente, muy difícil para todo hijo o madre. La situación en la que se encontraban los chicos y Kent, no era agradable. Por un lado los chicos estarían un tiempo sin ver a su madre y por otro lado, Kent deseaba que esta señora pagará por su crimen.

Los Cargos

La madre fue arrestada después de una evaluación médica y se le acusó de hurto, negligencia infantil y robo. Para Rhinehart sería muy difícil negar los cargos, ya que habían pruebas suficientes. Si se le encontraba culpable, sus crímenes la llevarían a pasar un tiempo en la cárcel.

No hay duda alguna que Rhinehart recibió un duro golpe, al perder su libertad y la custodia momentánea de sus hijos. Simplemente una situación en la cual ninguno de nosotros desearía estar.

Todo Es Cuestión De Respeto

Kent estaba muy enfadado por lo que Savannah había hecho y no era para menos. El hogar de toda personas es un lugar sagrado. Que haya entrado de esta forma y haya decidido invadirla es simplemente una falta de respeto a la privacidad de Kent y su esposa.

No hablamos de la pérdida de bienes materiales como televisiones, dinero o joyas sino más bien de de respeto. A partir de ese momento Kent y su esposa, dejaron de considerar su vivienda, hogar, ya que no se sentían seguros en ella.

Ricitos De Oro y Los Tres Osos

Al leer la historia de Kent, es imposible no recordar el viejo cuento de hadas de Ricitos de Oro y los Tres Osos. Curiosamente, Goldilocks es elegida como la heroína de la historia, a pesar de que ella se entrometió en la casa de los tres osos, tal como lo había hecho Savannah.

En nuestros días, la moraleja de la historia es encontrar lo que es “correcto” para nosotros. Durante generaciones, el cuento de hadas era sobre un intruso que no podía controlarse en relación con las posesiones de otras personas. ¿Les suena familiar?

No Era El Primer Caso

Según el relato de los oficiales que se llevaron a Savannah, la madre realmente creía que la casa le pertenencia a ella y no era una estafadora, sino más bien, era una mujer que necesitaba ayuda. Pero, al parecer hemos olvidado un detalle muy importante: Sus hijos.

Los jovencitos fueron puestos bajo cuidado de los servicios de protección infantil. Informes posteriores descubrieron, que esta no era la primera vez que la madre hacia esto y que utilizaba vestimenta de los dueños del inmueble.

ADVERTISEMENT